Albisteak

Concluido el protocolo recoge un total de 180 medidas destinadas a garantizar los derechos lingüísticos.

El Comité Organizador ha dado por concluido el documento que conforma el Protocolo de Donostia y durante las próximas semanas se abrirá un período para la recogida de adhesiones por parte de los agentes sociales.

Han convocado a organizaciones y personas que luchan por los derechos de las lenguas minorizadas de toda Europa a participar en el acto de presentación que se celebrará el día 17 de diciembre en el palacio del Kursaal.

El Comité Organizador del Protocolo de Garantía de los Derechos Lingüísticos ha celebrado hoy su último encuentro en el Museo San Telmo de Donostia, dando por concluido el camino iniciado el pasado 31 de marzo de 2015. En la comparecencia ante los medios ofrecida al mediodía han destacado el cumplimiento de todos los objetivos fijados en su día. También han estado presentes los promotores del proyecto. En su nombre han intervenido el secretario general de Kontseilua Paul Bilbao y el director de la programación cultural de Donostia 2016 Xabier Paya, junto con miembros del Comité Organizador, para hacer balance de la trayectoria de los últimos meses.

Xabier Paya ha subrayado la manera en que el Protocolo se ha adaptado al modo de trabajar de los proyectos de la Capitalidad Cultural. “Toda la sociedad se ha implicado en el proceso de elaboración del Proyecto: la ciudadanía, los agentes sociales, la academia y las instituciones públicas. Han sido los agentes sociales quienes han impulsado esta iniciativa, y tanto ellos como la ciudadanía han realizado aportaciones fundamentales para la elaboración del documento, mientras que el comité compuesto por académicos y representantes de diferentes ámbitos profesionales han garantizado la pertinencia, rigurosidad y viabilidad del Protocolo. Cabe destacar, igualmente, que sin la financiación de las administraciones públicas no habría sido posible concluir esta tarea para finales de año”.

Igualmente, Paya ha recalcado la manera en que el Protocolo está ayudando a entender la cuestión del plurilingüismo desde una perspectiva internacional: “Como Capital Europea de la Cultura, el Protocolo servirá para situar la labor a favor del euskera en el contexto plurilingüe europeo. Formará parte del legado de la capitalidad, una demanda efectiva destinada a lograr el equilibrio necesario para que Europa garantice los derechos de todos sus hablantes. De eso trata el Protocolo de Donostia”.

Se ha referido, asimismo, al establecimiento y consolidación de contactos entre diferentes agentes propiciados por el Protocolo de Donostia: “El proceso de elaboración del Protocolo ha servido para reforzar la red entre diferentes comunidades lingüísticas que vienen luchando por la defensa de los derechos lingüísticos, y ha puesto de manifiesto la necesidad de una gestión adecuada del plurilingüismo de cara a mejorar la convivencia en Europa”.

Paul Bilbao, por su parte, ha calificado de “muy productivo” el camino recorrido en estos dos últimos años, y ha agradecido la labor realizada por las organizaciones que han conformado el Comité Organizador, así como el apoyo brindado al proyecto. En palabras de Bilbao, “han sido ellos quienes han confiado en los agentes sociales y quienes han posibilitado su empoderamiento”. También ha tenido palabras de reconocimiento por el nivel demostrado por el Comité Científico del Protocolo.

Una vez concluida la fase de elaboración del Protocolo, ahora será retornado a los agentes sociales europeos, para que se adhieran al mismo y, de esta manera, adquiera un valor real. Y es que, como ha asegurado Bilbao, “el Protocolo ofrece un suelo común a todos los agentes que actúan en el ámbito de los derechos lingüísticos, de manera que todos puedan avanzar en la misma dirección”. Paul Bilbao espera que esta nueva iniciativa tenga una fructífera trayectoria y que el Protocolo de Donostia se convierta en una herramienta útil para todos los agentes de Europa.

En nombre del Comité Organizador ha intervenido Tommaso Nodari, quien ha señalado que “el cometido del Comité Organizador era poner en marcha un proceso participativo, incorporando las aportaciones realizadas por agentes sociales de toda Europa. Teníamos que elaborar un documento con propuestas de medidas concretas para garantizar la igualdad de las lenguas que se encuentran en situación de desigualdad, un documento que fuera una aportación a la paz y la convivencia, y que tuviera por protagonista a las comunidades lingüísticas y a los agentes sociales”.

Por otra parte, el Comité Organizador finalizó su labor la semana pasada, tras dar forma a las aportaciones de los agentes sociales, y una vez creado el Comité Científico encargado de convertir dichas aportaciones en Protocolo.

En opinión de Tommaso Nodari, los objetivos se han visto cumplidos por lo que “lo que venía siendo nuestro cometido se ha convertido en resultados. Hemos cumplido con nuestra misión y nos complace dejar en manos de los agentes sociales aquello que les pertenece”.

Han confirmado, asimismo, su presencia en el acto de presentación del Protocolo a celebrar el día 17 de diciembre, y han invitado a todas las personas, organizaciones y representantes institucionales europeos que luchan por las lenguas minorizadas a participar en el mismo.

Itzuli